Ahorro forzoso

Ahorro forzoso

Decisión de determinadas economías modestas sobre el ahorro dada en situaciones especialmente inflacionistas o de general elevación del nivel de precios, en las que para los sectores menos favorecidos de la sociedad les es más oneroso el consumo que el ahorro.
Imposición obligatoria del ahorro a determinados grupos de personas tales como los trabajadores menores de edad o a los presos que ejercen algún tipo de trabajo en establecimientos penitenciarios durante el tiempo de su condena.

Decisión de determinadas economías modestas sobre el ahorro dada en situaciones especialmente inflacionistas o de general elevación del nivel de precios, en las que para los sectores menos favorecidos de la sociedad les es más oneroso el consumo que el ahorro.
Imposición obligatoria del ahorro a determinados grupos de personas tales como los trabajadores menores de edad o a los presos que ejercen algún tipo de trabajo en establecimientos penitenciarios durante el tiempo de su condena.

Ahorro forzoso Reducción forzosa del consumo que se produce cuando un gobierno crea dinero para financiar sus actividades Más información en: Ahorro forzoso (Términos económicos históricos) © https://glosarios.servidor-alicante.com Los auges artificiales y la teoría del "ahorro forzoso" forced2.PNG 0 COMMENTS TAGS Dinero y BancosDinero y Banca READ THIS IN ENGLISH 09/07/2018Jesús Huerta de Soto En un sentido general o amplio, hemos de entender que el «ahorro forzoso» surge siempre que se produce un incremento de la cantidad de dinero en circulación o una expansión del crédito bancario (no respaldado por ahorro voluntario) que se inyecta en el sistema económico por alguno de sus concretos intersticios. Si el dinero o el crédito se distribuyeran por igual entre todos los agentes económicos, entonces no se produciría ningún efecto «expansivo», salvo el de la disminución del poder adquisitivo de la unidad monetaria en proporción al aumento de la cantidad de dinero. Ahora bien, si el nuevo dinero entra, como sucede siempre, por determinados lugares concretos del mercado, entonces un número relativamente pequeño de agentes económicos son los que realmente reciben en primer lugar las nuevas unidades monetarias. Ello permite que estos agentes económicos gocen temporalmente de una capacidad adquisitiva mayor, pues disponen de un mayor número de unidades monetarias para comprar bienes y servicios a precios de mercado que aún no han recibido el impacto pleno de la inflación y que, por tanto, todavía no han subido. Por eso, el proceso da lugar a una redistribución de la renta a favor de aquellos que primero reciben las nuevas inyecciones o dosis de unidades monetarias y en perjuicio del resto de la ciudadanía, que experimenta cómo, con la misma renta monetaria, el precio de los bienes y servicios que adquieren empieza a subir. Es en relación con este segundo grupo mayoritario de agentes económicos en donde se produce el «ahorro forzoso», pues sus rentas monetarias crecen a un ritmo más lento que el aumento de los precios, por lo que se ven obligados, en igualdad de circunstancias, a restringir su consumo.1 Ahora bien, que de este fenómeno de ahorro forzoso a que da lugar la inyección en determinados lugares del mercado de más cantidad de dinero en circulación surja un incremento o una disminución neta del ahorro general y voluntario de la sociedad, dependerá de las circunstancias particulares de cada caso histórico. En efecto, si aquellos que ven crecer sus rentas (los que primero reciben el nuevo dinero creado) consumen una proporción de las mismas superior a la que consumían aquellos que ven disminuir sus rentas reales, entonces se producirá un efecto de disminución global del ahorro. También cabe considerar que los que salgan beneficiados tengan una alta propensión al ahorro, en cuyo caso puede ser que se produzca un efecto final positivo sobre el mismo. En todo caso, existen otras fuerzas que el proceso inflacionario pone en movimiento en detrimento del ahorro: la inflación falsifica el cálculo económico generando beneficios contables de tipo ficticio que, en mayor o menor medida, serán consumidos. Por todo ello, a priori no puede establecerse teóricamente si el resultado de un incremento en la cantidad de dinero en circulación que llega por lugares concretos al sistema económico dará lugar a un aumento o a una disminución del ahorro global de la sociedad.2 En un sen AHORRO FORZOSO Forma de ahorro que se da cuando los consumidores no pueden gastar su dinero en bienes de consumo deseados. Forcea saving. Forma de ahorro que se produce cuando una persona gasta menos de lo que gana porque no hay suficientes bienes disponibles para comprar o porque son demasiado caros. También se puede denominar ahorro forzoso a aquel que es consecuencia de que no se pueda disponer del dinero propio por estar destinado a un fondo o retenido para algún otro fin. El ahor Se denomina ahorro forzoso a aquel que se destina mediante un poder coercitivo o ley a sufragar ahora o en el futuro ciertas necesidades, privándose en la actualidad de hacer uso de esos fondos para consumo. El ahorro forzoso es como se denominan a aquellos recursos que de forma obligada debe destinarse a una función o necesidad, generalmente destinado a cubrir cotizaciones sociales y de pensiones. Por ejemplo, las contribuciones y seguros sociales serían parte del ahorro forzoso, ya que el estado o alguna organización obliga a destinar parte de los recursos personales a contribuir solidariamente con los seguros sociales. El ahorro forzoso puede ser de carácter legal o voluntario, pero con disponibilidad actual restringida. Así, de carácter legal serían todos los impuestos (en realidad, cotizaciones sociales para el día de mañana tener una pensión pública) pagados en la nómina, indemnizaciones y similares; mientras que ahorro forzoso privado son aquellos productos contratados bien por el individuo o bien un tercero en beneficio del primero. Por ejemplo, los planes de pensiones serían un producto de ahorro forzoso ya que se realizan aportaciones para en el futuro cobrar una renta, pero que sin embargo no se puede disponer de él salvo en contadas y fundadas circunstancias, como situación de vulnerabilidad. Ejempl Forma de ahorro que se produce cuando una persona gasta menos de lo que gana porque no hay suficientes bienes disponibles para comprar o porque son demasiado caros. También se puede denominar ahorro forzoso a aquel que es consecuencia de que no se pueda disponer del dinero propio por estar destinado a un fondo o retenido para algún otro fin. El ahorro forzoso se diferencia del ahorro normal en que la reducción en el consumo no es voluntaria. El hecho de que no existan suficientes bienes de consumo puede deberse a que se trate de una economía centralizada. En el caso de las economías de mercado, el ahorro forzoso normalmente se da en periodos de inflación; cuando los bienes de consumo son demasiado caros, aquellas personas que no pueden acceder a un crédito tienen que acumular el dinero para comprarlos sin necesidad de financiarlos. Ahorro sobre el que el sujeto no tiene ninguna forma de control, aunque tenga la propiedad, como el caso de los beneficios no distribuidos o el fondo d e pensiones de los trabajadores.os de ahorro forzoso Otro ejemplo claro es el sistema de indemnizaciones de ciertos países y empresas, que aportan una parte de su salario a una entidad bancaria pero que no podrán disponer hasta la jubilación o en caso de despido. Este concepto es conocido como mochila austríaca. Un rasgo característico de este tipo de ahorro es que aunque el individuo está obligado a realizar la aportación o un tercero la realiza por él, esos recursos son de su patrimonio, nadie le retira la propiedad si no el usufructo actual. El ahorro forzoso se ha extendido en los últimos años como forma de mejorar las condiciones de los ahorrados y trabajadores para que dispongan de recursos en el futuro y no se queden en una situación desmejorada, a la vez que alivian a las organizaciones, públicas o privadas, de altos costes en caso de retirada anticipada. En el caso de las pensiones públicas, el ahorro va destinado a cuando la persona se jubile, tener derecho a una pensión, aunque en la práctica es un sistema solidario en el que los trabajadores actuales financian a las personas que ya están fuera del mercado laboral.ro forzoso se diferencia del ahorro normal en que la reducción en el consumo no es voluntaria. El hecho de que no existan suficientes bienes de consumo puede deberse a que se trate de una economía centralizada. En el caso de las economías de mercado, el ahorro forzoso normalmente se da en periodos de inflación; cuando los bienes de consumo son demasiado caros, aquellas personas que no pueden acceder a un crédito tienen que acumular el dinero para comprarlos sin necesidad de financiarlos. Decisión de determinadas economías modestas sobre el ahorro dada en situaciones especialmente inflacionistas o de general elevación del nivel de precios, en las que para los sectores menos favorecidos de la s ociedad les es más oneroso el consumo que el ahorro. Imposición obligatoria del ahorro a determinados grupos de personas tales como los trabajadores menores de edad o a los presos que ejercen algún tipo de trabajo en establecimientos penitenciarios durante el tiempo de su condena.tido estricto, por ahorro forzoso debe entenderse el alargamiento(longitudinal) y el ensanchamiento (lateral) de las etapas de bienes de capital de la estructura productiva que se emprenden como consecuencia de la expansión crediticia iniciada por el sistema bancario sin respaldo de ahorro voluntario. Como sabemos, este proceso da lugar, en un primer momento, a un aumento en la renta monetaria de los factores originarios de producción y, más tarde, a un incremento más que proporcional en el precio de los bienes de consumo. Precisamente, la teoría del crédito circulatorio del ciclo económico explica las razones de teoría microeconómica que hacen que el intentar forzar una estructura productiva más capital intensiva, sin que exista el correspondiente respaldo de ahorro voluntario, esté condenado al fracaso e inexorablemente haya de revertir dando lugar a las crisis y depresiones económicas. Es casi seguro que, en este proceso, se termine produciendo una redistribución tal de los recursos que modifique, en algún sentido, la tasa global de ahorro voluntario que existía antes del comienzo de la expansión crediticia. Pero salvo que a lo largo del proceso, y con carácter independiente y voluntario, se produzca simultáneamente un incremento del ahorro voluntario de un importe al menos igual al crédito de nueva creación concedido de la nada por la banca, no será posible el mantenimiento y culminación de las nuevas etapas emprendidas más intensivas en capital,y se verificarán los típicos efectos de reversión que ya hemos estudiado con detalle,surgiendo con ellos la crisis y la recesión económica. Además, en el proceso se dilapidan cuantiosos bienes de capital y recursos escasos de la sociedad, que deviene más pobre. Ello hace que, en última instancia, lo más probable es que en general el ahorro voluntario de la sociedad, más que crecer, tienda a disminuir. En todo caso, y salvo crecimientos de gran magnitud, autónomos e imprevistos, del ahorro voluntario, que por hipótesis ahora no consideramos en el análisis teórico (que además siempre es, como ya sabemos, ceteris paribus), la expansión crediticia generará un boom autodestructivo, que tarde o temprano habrá de revertir en forma de una crisis o depresión económica. Esto pone de manifiesto la imposibilidad de forzar el desarrollo económico de la sociedad fomentando artificialmente la inversión, financiándola de entrada mediante expansión crediticia, si es que los agentes económicos no están dispuestos a respaldar voluntariamente tal política incrementando su volumen de ahorro. No es, por tanto, posible que de forma prolongada la inversión de la sociedad sea superior al ahorro voluntario de la misma (lo cual sería una definición alternativa del fenómeno del ahorro forzoso, más en consonancia con el análisis keynesiano, como bien indica F.A. Hayek3), sino que, con independencia de cuál sea el volumen final de ahorro e inversión de la sociedad (por fuerza siempre a posteriori idénticos), el intento de forzar una inversión superior al ahorro lo único que logra es una mala inversión generalizada de los recursos ahorrados del país y una crisis económica que siempre termina empobreciéndolo .4

Últimas incorporaciones

Puntuación de los factores de los puestos de trabajo. Oficina pública que recoge un censo o padrón de las finc...
Razón para la selección de un candidato. El caso fortuito es el suceso acontecido sin intervención de la...
Reclutación de recursos humanos internacional. En Derecho procesal, anular o revocar el Tribunal Supremo una sentenci...
Reclutación de recursos humanos local. Instancia excepcional ante el Tribunal Supremo que asiste a los litiga...
Reclutación de recursos humanos nacional. Conjunto de valores, tanto de renta fija como variable, administrados ...
Reclutación y selección interna de vacantes. Acuerdo entre empresas cuyo objetivo, en general, es reducir los efect...

Siguientes definiciones

Reclutamiento. Los bienes hipotecados pueden ser objeto de un abandono genéric...
El movimiento obrero. Renuncia a la cosa por parte del propietario con pérdida de do...
El siglo de Oro de la pintura española. Son bienes abandonados por su titular, y como tales pertenecientes al ...
El sistema métrico decimal. Facultad del titular del derecho de no ejercitarlo definitivamente. Di...
El sistema métrico sexagesimal. No es infrecuente que se produzca la no disposición de los fond...
Elementos constitutivos de una política pública. En el transporte terrestre, el consignatario puede negarse a recibir l...


¿Le gustaría recibir señales de trading Gratis?

Pulse aquí para registrarse y obtener señales de trading gratis en su movil

Aprende a generar ingresos con tu propio capital


Fuentes:

Burgos Baena, Agustín (2017). Análisis bursátil avanzado


Formación recomendada

Curso de Administración


Cursos



Servicios recomendados

Servicios de Viajes y ocio


Biblioteca


Traducción de textos


Brokers para invertir


Señales de trading


Asesoría de Tesis




Citar:

Burgos Baena, Agustín. (2017). Ámbito de estudio de las finanzas. Recuperado de: http://ayudandomascotas.com/ahorro_forzoso.html

 

Experts Training (2017)